INTERIORISMO

Unifamiliar en Cullera

Proyecto de arquitectura e interiorismo para una vivienda unifamiliar en Cullera. En esta ocasión usamos tres volúmenes de diferentes tamaños y los unimos creando una forma volumétrica de la que obtenemos las bases para la vivienda.

 

Para la fachada hemos elegido un color neutro con una fina textura creando así un lienzo en blanco que consigue que destaque la carpintería metálica elegida. Para esta vivienda la hemos elegido en color óxido que le aporta elegancia y personalidad a la vivienda tanto en el exterior como en el interior.

Desde el primer momento que accedemos a la vivienda ya nos damos cuenta de su calidez y de la sensación de hogar que nos transmite. Un pavimento en color claro de gran formato, las escaleras con barandilla de cristal y los grandes ventanales al exterior crean un gran espacio sin divisiones visuales.

 

La planta bajo se ha diseñado completamente diáfana para que, desde todas las estancias, se pueda disfrutar de las vistas exteriores gracias a los ventanales de suelo a techo. En la cocina se combina el color oscuro de la isla con el panelado en roble blanqueado para el resto del mobiliario. El mismo roble lo utilizamos para la mesa del comedor y para el rastrelado de la zona del salón unificando el criterio ya que es una estancia completamente abierta.

 

En uno de los vértices de la habitación principal le abrimos paso al exterior con un gran ventanal en óxido que hace de marco de esta imagen real. Los tonos neutros predominan en la habitación, seguimos con la madera en roble blanqueado, alfombras de fibras naturales y usamos el blanco para la cama y las mesitas. Esto hace que destaque el color azul que se ha elegido para los elementos decorativos.

 

Cerramos el baño mediante puertas correderas en el mismo acabado óxido que los ventanales combinado con cristal bronce. El baños se divide en tres zonas muy diferenciadas visualmente, zona de tocados, zona de uso y la zona del baño y la ducha consiguiendo intimidad en cualquier momento. El color blanco, predominante en el baño, junto con la iluminación crean una estancia luminosa y visualmente higiénica.

 

 

Se ha aprovechado al máximo el espacio del exterior y se han creado espacios funcionales, desde la zona de comedor o salón junto a la piscina, hasta la zona de barbacoa donde disfrutar de una buena comida , el porche para el vehículo y las zonas ajardinadas donde disfrutar de la vegetación natural.