Redefinición del interiorismo

En esta nueva situación que nos ha tocado vivir y que ha llegado de forma tan inesperada en Ideas interiorismo nos hacemos varias preguntas. ¿Transformará el coronavirus nuestros hogares? ¿Redefinirá el concepto de interiorismo o solo modificará sus prioridades?. La verdad, es que ya ha modificado nuestros hogares. Ahora los espacios son lugares versátiles que lo mismo sirven como salón, gimnasio, biblioteca o zona de juegos. Pero, ¿realmente los espacios están preparados para estos cambios?. Creemos que no y estamos sufriendo sus limitaciones.

Proyecto arquitectura interiorismo vivienda unifamiliar estudio ideas interiorismo Valencia. Interioristas y arquitectos 12

A partir de ahora, cuando vayamos a remodelar nuestro hogar tendremos que tener en cuenta nuevos factores para que nuestra vivienda sea versátil, práctica y que podamos disfrutar de ella sin limitaciones, independientemente de la situación en la que nos encontremos. Para ello os detallamos algunos imprescindibles según nuestro punto de vista, de la nueva situación y del interiorismo conceptual.

Teletrabajo: Es fundamental elegir bien el espacio, un lugar en el que te apetezca estar y que sea inspirador para ti intentando evitar las distracciones, un sitio agradable que plasme tu personalidad. Te damos algunos consejos para conseguirlo

– Colocaremos nuestra zona de trabajo cerca de una fuente de luz natural, preferiblemente, lo que nos ayudará a relajar la vista y nos permitirá mantener nuestra estancia bien ventilada, sin obviar el ahorro energético.

– La iluminación es fundamental para no forzar la vista por eso, cuando no dispongamos de luz natural, deberemos de disponer de un  flexo con una buena luz focalizada y, si puede ser neutra, acompañado de una luz ambiental para evitar la aparición de sombras.

– Una atmósfera agradable nos ayuda a concentrarnos y la podemos conseguir fácilmente empleando colores claros y agradables que nos aporten luminosidad y sensación de limpieza en nuestro rincón de trabajo. Añadiremos algunos objetos decorativos que nos hagan sentir bien y aporten un punto de color.

– Colocar alguna planta cerca de nuestra zona de trabajo, nos dará un toque de luminosidad que, además de decorar, nos aporta buena energía algo imprescindible si vamos a pasar varias horas seguidas trabajando.

– La mesa ha de ser funcional y lo suficientemente grande para el trabajo con comodidad ajustándola al espacio que tenemos disponible. La silla ha de ser cómoda y ajustable, que nos permita mantener una buena posición.

– Necesitaremos espacio para mantener la mesa despejada, evitando distracciones, además de un espacio donde poder guardar y ordenar elementos que necesitemos. Lo podemos conseguir fácilmente con estanterías o algún cajón, de esa forma tendremos todo lo necesario a mano, pero no nos despistará.

– Ahora que empleamos habitualmente el uso de las  videollamadas en nuestro trabajo, se vuelve imprescindible tener un buen fondo detrás. Nos puede servir la estantería, manteniéndola bien ordenada, que hemos comentado en el punto anterior, un cuadro, una lámina o combinar objetos decorativos de pared que plasmen nuestra personalidad.

– Una buena opción puede ser la de los muebles integrados en el ambiente o que puedan convertirse, según las necesidades, para que desaparezcan visualmente cuando no están en uso.

El recibimiento: A partir de ahora, bueno, mejor dicho, cuando entremos en la nueva normalidad, deberá de cambiar la manera de recibir a las visitas en nuestro hogar. Para ello os aconsejamos:

– Colocar un zapatero en nuestro recibidor, así podremos dejar los zapatos en la entrada. No tiene por qué ser muy grande, simplemente con que entren las zapatillas de andar por casa de los que viven en ella bastará. Mejor si lo integramos en la decoración para que pase desapercibido.

– Tener en casa zapatillas tipo hotel para cuando viene invitados, así evitaremos que cualquier virus o la suciedad propia de las suelas se esparza por todo el pavimento de nuestra vivienda. Son fácilmente lavables y reutilizables.

– El baño de cortesía deberá ser cómodo y acogedor ya que, seguramente, será uno de los primeros lugares que vean nuestras visitas. Deberá tener, a parte de la jabonera habitual, un dispensador de gel desinfectante para nuestros invitados.

Deporte: Otro hábito que ha cambiado notablemente en nuestras vidas son los espacios donde nos ejercitamos, no sabemos cuando volveremos al gimnasio ni lo limitado que estará.

– Sería interesante dejar un hueco en nuestro armario de nuestro hogar destinado a material fitness como unas pesas, una esterilla, cintas elásticas, etc, para poder tenerlo a mano.

– Si tenemos espacio suficiente en casa podría ser el momento de plantearnos comprar un cinta o una bicicleta estática, hoy en día hay modelos que cuando no los utilizas los puedes plegar y ocultarlos fácilmente a la vista.

– Una buena idea es poner una columna de ducha en nuestro baño así, después de ejercitarnos, podremos disfrutar de una buena ducha relajante y/o tonificante.

Audiovisuales: Todos estamos viendo más películas y series en familia estos días en casa por ello debemos tener en cuenta lo siguiente.

– Una buena orientación de nuestro sofá con la televisión. Si vemos que no es la óptima podemos solucionarlo con un soporte para la TV.  Hoy en día en el mercado disponemos de  soportes inclinables o giratorios que nos facilitarán este apartado.

– Es imprescindible una iluminación tenue y relajante que podemos obtener mediante la utilización de un regulador, que nos permitirá radaptar la intensidad de la luz según la actividad que vayamos a realizar en nuestro salón.

– Podríamos plantearnos instalar un proyector, tanto tanto este como su pantall pueden ocultarse visualmente mediante mobiliario o elementos decorativos de forma que solo los veamos cuando los necesitamos.