INTERIORISMO COMERCIAL

K anròs Restaurant.

La idea era clara. Sin cambiar el diagrama funcional del restaurante teníamos que romper con lo existente, aportando calidez, calidad y convirtiendo al espacio en un protagonista indiscutible de la experiencia gastronómica ofrecida por el restaurante.

Esto se consiguió con el empleo de elementos visualmente muy llamativos y cálidos como son las dos pérgolas de madera que presiden ambos locales, combinándolas con una carta de colores y tejidos con carácter y personalidad.

 

Detalles como los granos de arroz fresados e iluminados en la pérgola, baldosas hidráulicas como elemento decorativo, y las celosías iluminadas, completan la experiencia gastronómica de Kanròs, a la vez que homenajean el buen hacer y las tradiciones de esta tierra tan querida.

Azul marino, en paredes y techos, negros en la iluminación, ambos, aportando carácter al espacio.

Como contrapunto y aportando equilibrio, estampados florales en tonos verdes, rosas, azules y naranjas en las sillas y las cartas, aportan el punto femenino y delicado.

Ver branding